Raspberry PI 4 – paso a paso

Hace tiempo que estaba interesado en adquirir un Media Center, instalarlo en casa y centralizar ahí todos mis recursos multimedia. Pero que pasa, consultas el mercado, ves gran variedad de precios y productos, consultas por ahí y te dicen que en la base de todo ese hardware se encuentra una RASPBERRY, así que me dije, y si adquiero una e intento montar un Media Center por mi cuenta.

A priori, lo veía complicado, pues para unas cosas mucho, pero para otras… pero si no lo intentas…

Así que me compré una Raspberry PI 4 Computer Model B de 4GB de RAM, dicen los que entienden, que es lo más reciente y que tiene ciertas características que la hace más potente que las versiones anteriores:

  • 64-bit quad-core procesador Cortex-A72
  • 4GB LPDDR4 RAM
  • 2 puertos Micro HDMI
  • 2 puertos USB 3.0
  • 2 puertos USB 2.0
  • Puerto Gigabit Ethernet
  • 802.11b/g/n/ac wireless
  • Bluetooth 5.0
  • PoE-capable
  • 5V/3A USB-C Power

Otra cosa que estuve viendo es que hay que contar con una caja donde poner la Raspberry y que quede protegida ante posibles golpes, un ventilador ya que puede alcanzar temperaturas considerables y unos disipadores. Todo esto puedes adquirirlo por separado, o como me recomendaron, comprar un Kit donde ya te viene todo. Me decidí por el STARTER KIT de LABISTS, económicamente es aceptable y contiene todos los componentes necesarios.

El montaje, es muy sencillo e intuitivo.

Primero, desembalamos y presentamos. La caja es compacta y todos los componentes están perfectamente embalados y en sus bolsitas.

Segundo, ponemos los disipadores de calor. Muy importante, sacamos los disipadores de calor (3 piezas de cobre), tienen diferentes tamaños y es importante saber donde se han de colocar.

  • Procesador (A)
  • La RAM (B)
  • Chip que controla los puertos USB (C)

En la parte de atrás de cada disipador tiene una pegatina, hay que retirar el plástico con mucha paciencia y una vez desprendido, pegarlo en el lugar correspondiente (usa la imagen como guía ) hay que hacerlo con cuidado, una vez pegado difícilmente se podrá despegar.

Tercero, instalamos el ventilador en la caja. En el kit, hay una caja de plástico, la abrimos y en la parte anterior de lo que sería la tapa, ahí es donde va el ventilador, tiene cuatro puntos de anclaje que encajan perfectamente… alineamos, 4 tornillitos (son de color metalizado) usamos el destornillador que para eso lo incluyen en el kit y ya está. Importante: Todavía no lo conectamos a la placa, esto nos haría muy difícil el siguiente paso.

Cuarto, colocamos la placa en la caja. Aquí más vale maña que fuerza, tanto la placa como la caja encajan perfectamente, debemos hacerlo con cuidado, no poner mucho los «dedazos» en la placa y sobre todo no forzarla. Una vez conseguimos alinear los agujeros de la placa con los huecos donde han de ir los tornillos, los ponemos. Sólo hay una manera de insertar la placa en la caja.

Quinto, conectamos el ventilador a la placa. En este paso tenemos dos opciones, si queremos que el ventilador actúe a mas velocidad y por consiguiente más ruido (Modo enfriamiento a toda velocidad)  o que actúe a menor velocidad y menor ruido (Modo enfriamiento silencioso). Según el fabricante, se recomienda esta segunda opción.

Conectamos el ventilador a los puertos GPIO:

  • Modo enfriamiento silencioso: Cable rojo al pin GPIO 1 (Power 3V3) y Cable negro a GPIO 6 (Tierra) → Opción recomendable
  • Modo enfriamiento a toda velocidad: Cable rojo al pin GPIO 2 (Power 5V) y cable negro a GPIO & (Tierra)

Sexto, cerramos la caja. Debemos hacerlo con cuidado, teniendo en cuenta la posición de los cables del ventilador para que no queden delante del mismo. Ponemos la tapa y presionamos, con firmeza pero sin aplicar una fuerza excesiva, hasta que oigamos un pequeño clic. La caja cumplirá su principal función que es la de proteger las Raspberry de golpes y un poco de la «pelusilla», lo único que no me gusta es que la caja, en la parte superior tiene un agujero, está pensado para aquellos que quieran instalar el módulo de webcam. En mi caso, el kit no dispone de ese módulo, por lo que se podría haber dispuesto de alguna pestaña que en el caso de disponer de ese módulo se pudiera retirar. Queda un poco raro, pero mayor ventilación.

Séptimo, el sistema operativo. El kit viene con una tarjeta MicroSD de 32 GB, en la cual lleva preinstalada Raspberry Pi OS (Raspbian).  En pocas palabras, es el sistema operativo de las Raspberry Pi una distribución de GNU/LINUX basado en Debian, hay otros SO pero este está diseñado específicamente para Raspberry, de ahí que sea el recomendado. Prometo, armarme de valor y probar otros.

Lo sacamos de la cajita y la insertamos en la ranura que se encuentra en la parte inferior.

Octavo, lo arrancamos. Lo primero que tenemos que hacer es conectarlo todo. Conectamos el teclado y el ratón (USB). El monitor con el cable HDMI que nos facilita el kit y finalmente el cable de corriente, el cual tiene un pequeño interruptor de encendido y apagado. Antes de arrancar la Rapsberry hay que tenerlo todo conectado, y para apagar hay que desconectar de la corriente.

Si todo va bien, que seguro que si, se inicia la instalación del sistema. Idioma, hora, ubicación, conexión a internet y actualización del sistema. Para finalmente mostrar la pantalla de bienvenida.

Parece sencillo, y realmente lo es.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: