Ergonomía, salud y medio ambiente

ACTIC. Nivel 1.
C1. Cultura, participación y civismo digital

Módulo V


En esta entrada hablaré de:

  • La higiene postural
  • Configurar características visuales de la pantalla
  • Organizar el espacio de trabajo
  • Rutinas de descanso y gimnasia en el lugar de trabajo
  • Uso responsable del material fungible
  • Tratamiento correcto de los residuos

Actualmente, muchos de nosotros, por ocio o por trabajo, nos pasamos muchas horas delante de una pantalla. En este sentido, y para que nuestra salud no se resienta, es vital mantener una buena postura cuando nos situamos delante de la pantalla.

Algunos aspectos a tener en cuenta:

  • Es importante situar el monitor en una superficie estable, justo frente a nosotros, a una distancia entre 55 y 70 cm. La parte superior de la pantalla tendría que quedar a altura de los ojos o justo por debajo.
  • Es importante que el teclado este situado no en el borde de la mesa sino que quede un espacio para poder apoyar las muñecas, las cuales han de estar al mismo nivel que los codos.
  • El ratón debe adaptarse, lo mejor posible, a nuestras necesidades. Por ejemplo, si somos zurdos pondremos este periférico en la parte izquierda de nuestro ordenador y configurar las opciones de los botones intercambiando los botones primarios y secundarios.
  • La silla debe ser de una altura adecuada, que nos permita acceder cómodamente al ordenador, llegar con los pies al suelo (en caso de que esto no suceda podemos utilizar un reposapiés). Es importante que la espadera sea ajustable y podamos adaptarla en altura a nuestra zona lumbar.
  • Si trabajamos con documentos es importante colocarlos sobre un atril u otro dispositivo, de manera que no tengamos que forzar el cuello para visualizarlos.

Configurar las características visuales de la Pantalla

A la hora de configurar las características visuales de la pantalla y con tal de evitar el cansancio y la irritación visual innecesario hemos de tener en cuenta tres conceptos básicos, el color, la iluminación y el contraste.

La configuración de estas características se puede hacer mediante herramientas de gestión incorporadas en el monitor, y que se acceden a través de unos botones situados en la parte inferior de la pantalla, y que una vez pulsado se accede a un menú.

Los ordenadores portátiles tienen incorporadas unas aplicaciones que permiten acceder de manera similar a las opciones de configuración de pantalla.

El color que visualizamos en pantalla surge de una combinación de verde, azul y rojo. Las opciones de configuración nos permiten definir una mayor o menor presencia de cada uno de estos colores.

La luminosidad no es más que la cantidad de luz existente. Los cambios de iluminación, oscurecen o aclaran aquello que aparece en la pantalla.

El contraste hace referencia a la diferencia entre el punto más claro y el más oscuro de una imagen. Actualmente la proporción más aceptada es 1000:1, lo que implica que cada punto blanco tenga 100 veces más claridad que un punto negro.

 

Organizar el espacio de trabajo

A la hora de organizar nuestro espacio de trabajo hay que pensar en dos principios: comodidad y seguridad

  • Tener espacio libre en la mesa como para poder mover el ratón con comodidad.
  • Tener una correcta colocación y organización de los cables evitando el contacto y otros posibles peligros como los tropiezos.
  • Colocaremos el ordenador en paralelo y a cierta distancia de la luz natural. Orientaremos la luz de forma que ilumine la zona de trabajo pero no incida directamente sobre nuestros ojos o monitores.
  • Cuidar las condiciones ambientales, controlando el nivel de sonido y la temperatura.
Rutinas de descanso y gimnasia en el lugar de trabajo

Algunos consejos:

  • Hacer una pausa cada hora, haciendo un pequeño paseo, por ejemplo ir a buscar un vaso de agua.
  • Separar los ojos de la pantalla y mirar algún punto lejano

  • Hacer pequeños ejercicios de cuello, girándolo hacia un costado y otro.

  • Hacer estiramiento de piernas y brazos cada cierto tiempo.

Hacer un uso responsable del material fungible

Se conoce como material fungible aquellos recursos que se consumen al ser utilizados, por eso es importante que antes de usar este tipo de material, pensemos si realmente necesitamos usarlo.

  • Antes de imprimir, asegurarnos que realmente necesitamos un versión impresa de este documento, ahorramos tinta y papel. Podemos pensar en que tal vez sea suficiente tener una copia digital del documento.
  • Reutilización de material fungible, una vez usado el material fungible y dispuestos a desecharlo podemos pensar en su posible reutilización. Por ejemplo utilizar el reverso de las hojas impresas por una cara, para hacer borradores. Reutilizar los cartuchos de tinta, etc.
Tratar correctamente los residuos
  • Los periféricos informáticos, como las impresoras o los monitores que han terminado su vida útil no podemos dejarlos en los contenedores habituales, sino que se deben llevara espacios de gestión de residuos específicos, como los puntos verdes
  • Los cartuchos de tinta, CD, DVD, etc. Una vez usados se desechan en lugares específicos que son retirados selectivamente, trasladados a plantas industriales que los tratan de la manera adecuada y reciclan.

Puedes consultar más información en la Agència de Residus de Catalunya.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: