Capturas de pantalla con la herramienta Recortes

Los mas veteranos recordarán que para realizar una captura de pantalla, en términos coloquiales «hacer un pantallazo» era algo tedioso, pulsar la tecla imprimir pantalla y posteriormente pegarlo en un editor de gráficos si es que queríamos realizar algún recorte, añadir algún comentario, una flecha, resaltado y finalmente guardar la captura. A partir de la versión de Windows Vista, Microsoft, incorporó una sencilla herramienta que facilita mucho esta tarea, la herramienta de recortes.

Si realizas tutoriales y debes agregar 15 o 20 «pantallazos», siguiendo el proceso de captura de pantalla + edición se necesita mucho tiempo, mientras que, como veremos, utilizando esta herramienta es muy simple. En el mercado existen diversas aplicaciones para capturar pantalla, unas son de pago y otras gratuitas, tienen algunas funciones especiales, pero ofrecen el mismo rendimiento, pero ya que la tenemos en nuestro sistema operativo, pues la usamos.

Para acceder a la herramienta recortes podemos ir al cuadro de búsqueda, escribir la palabra «recortes» y ya está. Otra opción es desde el botón de Inicio + Accesorio de Windows + Herramienta de recortes. Es recomendable anclar un acceso directo en el escritorio o en la barra de tareas, pues seguro que la usarás de manera habitual.

Una vez inicias la aplicación lo primero que llama la atención es un mensaje «La herramienta Recortes se está moviendo…» Básicamente nos avisa de que esta aplicación se irá «ocultando» y que pronto dará paso a una nueva aplicación «Recortes y anotación» que se adapta a pantallas táctiles y demás. De momento veremos esta primera herramienta, más adelante veremos la segunda y comprobaremos que no hay muchas diferencias.

Las opciones de menú son:

  • Nuevo: Inicio del proceso de captura, observa que el área de captura en segundo plano se presenta con un brillo atenuado, y cuando procedemos a seleccionar el área, esa zona seleccionada vuelve a su color normal.

  • Modo: Esta opción permite indicar el tipo de recorte, lo hay de cuatro tipos. Libre, Rectangular, Ventana y Pantalla completa. Para poder utilizar alguno de estos modos debemos seleccionarlos antes de ejecutar la captura. Los modos Ventana y Pantalla completa, hacen lo que dice, el modo rectangular permite hacer una selección rectangular y la libre, permite seleccionar un área a mano alzada o mejor dicho sería a ratón alzado..

  • Aplazar: Retrasar la selección, es decir, si pulsamos en Nuevo, la selección es al momento, instantánea, mientras que si retrasamos la selección de 1 a 5 segundos nos da un poco de margen, por ejemplo, si queremos capturar un menú desplegable, no podemos hacer una captura normal ya que se cerraría en el momento en el que hagamos clic con el ratón en otro sitio, en cambio, si damos un margen de cinco segundos podemos preparar el escenario para realizar la captura.

  • Cancelar: Pues como su propio nombre indica Cancelar.
  • Opciones: Hay algunos elementos de configuración y selección de colores del lápiz.

Una vez realizada la captura, en la ventana de la captura, aparecen nuevos iconos, como son los de Guardar, Copiar y Enviar la captura.

  • Lápiz: Con esta opción podemos dibujar sobre la captura, en varios colores y personalizar el grosor y tipo de punta.

  • Marcador de resaltado: Resaltar una zona de la captura.

  • Borrador: Eliminamos las anotaciones, debemos ir señalando aquello que queremos eliminar.
  • Editar con Paint 3D: Abre la captura en el editor de imágenes, un excelente editor, por cierto.

 

La herramienta de recortes es una herramienta sencilla, cumple perfectamente con su función y facilita mucho el proceso de captura. Espero que os sea de utilidad, tanto como para mi.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: